Noticias | Agenda

Arte a hachazos en Nava

Guillermo Lago Lourido expone en el Museo de la Sidra las esculturas de madera que elabora con hacha y motosierra
04-09-2014 23:49
1 voto
Arte a hachazos en Nava

Arte a hachazos en Nava

El arte a hachazos de Guillermo Lago Lourido llena hasta final de mes la sala de exposiciones del Museo de la Sidra, en Nava. La muestra, que no deja indiferente al visitante, refleja la evolución plástica de este artista gallego afincado en la localidad naveta de Buyeres. Su técnica es peculiar, pues únicamente se vale de una motosierra y el hacha que heredó de su abuelo para ir dando forma a un tronco de árbol y convertirlo en arte. Las maderas que más utiliza son las de olmo, fresno, roble y plátano.

Sus obras van cargadas de "dramatismo y dureza", pero no son tan desgarradoras como las de su etapa anterior. Representan personajes rudos, rurales, cotidianos y costumbristas, que proyectan la pesadez y el cansancio que generan los problemas diarios. Un escanciador de casi 1,8 metros de altura recibe al visitante en la entrada de la muestra. Junto a él posa otra figura masculina, que se protege con un cruce de brazos de un mundo que parece le resulta cruel y extraño.

Ya en el interior de la sala destaca un pescador, desnudo, pues sólo calza unas características botas verdes. En una nansa tiene atrapados varios libros, algunos se le escapan, con lo que Lago quiere mostrar su preocupación por los recortes en la educación. Otra de las esculturas refleja a un hombre cansado, porque somos "muy complicados y difíciles", explica su autor.

También llama la atención otra obra en la que la parte superior va sujeta con una red metálica para impedir que se caigan sus piezas. Otra figura femenina se desgarra en dos, reflejo de su bipolaridad, y otra masculina "tiene la cabeza y el alma vacías". No falta un acordeonista ciego y una mujer típica del medio rural. La muestra también incluye pintura. Resalta la representación de una cocina de carbón. Su obra, según Guillermo Lago, le sirve de "refugio para sentirse pleno y realizado". Su técnica vuelve a ser muy básica y primaria, valiéndose de elementos como tierra y óxidos para elaborar las mezclas con las que representa también elementos del universo. "Es una pintura muy escultórica, con mucho volumen y densidad", explica. La exposición "Realidad Aumentada" puede visitarse hasta el día 30.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook