Noticias | Agenda

El avilesino ligado a Google: "Antes de emprender, aprender"

Alberto Álvarez desaconseja "tener prisa" durante una charla en el Niemeyer
15-03-2017 02:16
0 votos
Alberto Álvarez, ayer. R. SOLÍS

Alberto Álvarez, ayer. R. SOLÍS

El avilesino Alberto Álvarez es uno de los cinco embajadores de motores de negocio que colaboran en España con Google y ayer protagonizó una de las sesiones del ciclo de encuentros tecnológicos que organiza el área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Avilés en la torre del Niemeyer. Su auditorio estuvo compuesto fundamentalmente por gente joven ávida de pistas y consejos sobre cómo tener éxito cuando pongan en marcha sus proyectos como emprendedores. El experto no les defraudó: "Antes de emprender, aprender". Eso fue lo que les dijo; él procuró seguir ese lema cuando inició su aventura en el sector del marketing y no le fue mal, como atestigua que Google reparase en su trabajo. "Hay que ir con pies de plomo y paciencia, las prisas no son buenas consejeras", insistió.

En su calidad de embajador de motores de Google, Alberto Álvarez es un profesional que basándose en las soluciones tecnológicas disponibles ayuda a las empresas para que mejoren sus operativas. El conocimiento del sector de las TIC que tiene este profesional llamó la atención del área de Promoción Económica del Ayuntamiento, que cuenta con él como una pieza más de la estrategia que el gobierno local trata de desplegar para impulsar el sector de las nuevas tecnologías y llevar a buen puerto el proyecto del polo tecnológico de la ría. "Avilés acierta al incidir en las nuevas tecnologías como motor económico y si las cosas se hacen bien puede convertirse en un imán de atracción de talento dada la singularidad de la oferta que se está preparando", señaló Álvarez.

De vuelta a su encuentro de ayer con los jóvenes y los emprendedores en ciernes, el embajador de motores de Google señaló que la formación y el aprendizaje son trascendentales para tener éxito en cualquier proyecto de corte empresarial: "Suele decirse que los fracasos son instructivos porque de ellos se aprende, pero yo discrepo: pienso que es mejor no tener fracasos". Y para minimizar los riesgos que conducen al fracaso, la clave, según Álvarez, está "en tener el más amplio conocimiento posible del sector o la actividad en la que cada cual quiere emprender".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Encuentra los eventos de