Noticias | Agenda

La sidra estrena guardianes

"Nava tenía una deuda contigo", dicen los siceratores tras nombrar miembro meritorio al hostelero Tino el Roxu
20-03-2017 00:22
0 votos
Arriba, Tino el Roxu, segundo por la izquierda, jurando el cargo de sicerator meritorio. Sobre estas líneas, la actriz María Cotiello corcha la sidra para el próximo festival junto al resto de homenajeados. L. BLANCO

Arriba, Tino el Roxu, segundo por la izquierda, jurando el cargo de sicerator meritorio. Sobre estas líneas, la actriz María Cotiello corcha la sidra para el próximo festival junto al resto de homenajeados. L. BLANCO

La bebida autóctona por excelencia tiene desde ayer cuatro nuevos embajadores de postín. El hostelero jubilado Tino el Roxu, el lagarero Luis Piñera, la actriz mierense María Cotiello y y la asociación Fomento de la Sidra Tradicional Asturiana prestaron ayer juramento de su defensa a ultranza de este señero producto con motivo del IV Axuntábense de la Sidra organizado por la Buena Cofradía de los Siceratores de Asturias.

El acto tuvo lugar en el Museo de la Sidra de Nava, que centró el contenido de los discursos tanto del maestre de los siceratores, Roberto Llamedo, como del alcalde naveto, el socialista Juan Cañal. "El museo está abocado al cierre", dijo el cofrade que pidió ocupar el cargo de director del equipamiento y culpó a los políticos de su declive, mientras Cañal defendió su gestión al respecto. "El Museo de Nava es de Asturias y este año hemos aumentado un 20% la ayuda municipal y algo la regional para estabilizar al enfermo", apuntó.

Eso fue sólo lo accesorio de una cita que tuvo su momento más emotivo con la investidura de Florentino Mañana, popular hostelero más conocido como Tino el Roxu como miembro meritorio. "Nava tenía una deuda contigo", dijo Llamedo sobre la concesión de un premio al escanciador que tiene el récord de poder echar once culetes simultáneos y aunque triunfó en Gijón su vinculación con la sidra la inició durante su infancia en Nava.

"Tengo muchos recuerdos de aquí", dijo emocionado un Tino el Roxu que también se refirió a su defensa a ultranza de la sidra. "Trabajé mucho en desmentir mitos como que se estropeaba al pasar el puerto de Pajares", apuntó el hostelero que regentó la sidrería de la Expo de Sevilla en 1992. Junto a él fue también reconocido el lagarero gijonés Luis Piñera, representante de la cuarta generación de un negocio que el año pasado ganó el premio a la mejor sidra tanto en Gijón como en el festival naveto y se quedó a un paso de hacerlo en Villaviciosa.

"La sidra está poco aprovechada", señaló en un discurso en la línea del de Óscar Flórez, representante del colectivo defensor de la sidra casera que fue el primer distinguido. "Es un lujo recibir esta distinción", dijo Flórez. Por su parte, la actriz María Cotiello, que participó con el resto de premiados en el corchado de la sidra de 55 lagares que se beberá en el próximo festival naveto, reivindicó su defensa a ultranza de la bebida.

"Soy una talibana de la sidra", dijo la intérprete de películas como "Trece Rosas" que mostró su indignación por la prohibición de escanciar y compartir vaso en sidrerías madrileñas, amparándose en criterios sanitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook