Noticias | Agenda

Manos langreanas que salvan vidas

En el "Día europeo de concienciación del paro cardiaco" 200 personas participan en Sama en unos talleres de reanimación cardiopulmonar
17-10-2017 01:11
0 votos
Leonardo y Marcos del Amo, durante el curso de reanimación cardiopulmonar. FERNANDO GEIJO

Leonardo y Marcos del Amo, durante el curso de reanimación cardiopulmonar. FERNANDO GEIJO

"Todos podemos salvar una vida con nuestras manos". Éste es el mensaje que transmitían ayer los profesionales del área sanitaria VIII durante el taller de reanimación cardiopulmonar que impartieron bajo los soportales del Ayuntamiento de Langreo.

Así lo explicó la supervisora del servicio de Urgencias del Hospital Valle del Nalón, Isabel Cachero, que destacaba que con motivo del "Día europeo de concienciación del paro cardiaco" pretendían concienciar a la sociedad de la importancia de realizar de manera precoz la reanimación cardiopulmonar básica (RCPB) a alguien que haya sufrido una parada cardiaca.

Todos los profesionales pusieron énfasis en informar de que por cada minuto de retraso en realizar la reanimación a un paciente, las posibilidades de recuperación disminuyen un diez por ciento.

Marta Malnero, encargada de docencia de RCP en el Hospital del Nalón, subrayó como los procedimientos han ido variando a lo largo de los años y el protocolo fijado se decanta por el masaje cardiaco al paciente. En la actualidad se deja en un segundo plano la ventilación pulmonar que es un proceso más complicado. "Se trata de enseñar cosas muy sencillas que toda la población pueda hacer", apostilló.

Reconocimiento del paciente, alertar al 112 y comenzar el masaje son los tres pasos básicos para ayudar a una persona que ha sufrido un paro cardiaco. Las tres ideas quedaron claras para las doscientas personas que se acercaron hasta los talleres. Ese fue el caso de Leonardo y Marcos del Amo, padre e hijo que fueron juntos, ya que el primero trajo a su hijo del trabajo para que se acercara con él hasta los soportales. El segundo consideró que estas clases "venían muy bien" para saber actuar en una situación tan complicada cuando "los nervios" pueden provocar que no se sepa como actuar.

El paro cardiaco es una de las causas de muerte más frecuentes y el 40% de los afectados no consigue llegar al hospital. Así, el mensaje repetido ayer era que se debe continuar con el masaje hasta la llegada de la asistencia sanitaria. Sólo con nuestras manos, todos podemos salvar una vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook