Rutas BTT

Entre lo sagrado y lo profano

0 votos

Ribera de Arriba - Asturias

Proponemos una ruta que se abre a la sombra del mítico promontorio del Monsacro y que desfila como una continua tentación buscando el abrigo de la sierra del Aramo

Oviedo, Víctor GUERRA
La ruta tiene su comienzo en el concejo de Ribera de Arriba. Concretamente, el sendero lo hacemos partir desde el área recreativa El Llosal, en Bueño, buen lugar para dejar el vehículo y otros pertrechos. Los que habiten en Oviedo pueden comenzar en el Parque de Invierno y tomar la vía verde de Fuso, para entroncar con la ruta propuesta unos kilómetros más allá, a la altura de Palomar.
Estamos ante un recorrido mixto, con muchas posibilidades, y que tal como se plantea, sin ser excesivamente duro, se diseña como una ruta a caballo entre el cicloturismo y la BTT.
Se sale del área recreativa por la amplia pista fluvial pegada al río Nalón, que va encajonado entre la carretera a Palomar, la vía del tren y nuestra senda. El trazado en este tramo es prácticamente plano y va ganando a base de recodos el viejo puente de factura del siglo pasado. Éste nos permite cruzar a buena altura el Nalón, aunque da un poco de canguelo ver las tablas rotas y el abandono en que se encuentra. No hay otra opción que cruzarlo y subir por una dura rampa de hormigón que nos permite llegar al núcleo de Palomar tras 2 km.
Se entronca con la carretera AS-322, que viene de Soto de Ribera, y vamos por ella unos metros para girar a la izquierda en una revuelta, justo a la altura de una parada de autobús donde encontramos la señal de un PR, el 143, sendero que nunca se homologó, o sea, que está en situación ilegal por apropiación de marcas (blancas y amarillas) y no pasar por el registro de senderos del Principado de Asturias.
En ese punto vemos también las marcas del GR que enfilan ambas por la carreterita empinada para ganar el pueblo de Fuejos. Debemos cruzarlo, lo que nos deja ante un trazado más pedestre a base de hormigón que sube a buscar la llamada Casa del Malato. Esta clara bifurcación sin señalización visible nos permite contemplar en parte la mole sagrada donde aparecieron las reliquias de la catedral de Oviedo y donde parece que moraron unos neotemplarios, más preocupados por el silencio que por la publicidad de sus personas.
Esa mole es el Monsacro, del cual ya nos ha hablado Ángel Ortega en su anterior entrega en los libritos que se entregan con LA NUEVA ESPAÑA los jueves, «Rutas para caminar por Asturias». Tal promontorio es todo un hito de nuestra historia y un auténtico centro de carga telúrica, según dicen el amigo Carlos María de Luis y el profesor Atienza, pues por el lugar pulularon estos extraños monjes y no menos raras leyendas.
Sea como fuere, vamos a tener al Monsacro como referencia de continuo, por lo cual optamos ante la bifurcación del Malato (4 km), presidida por una gran cuadra, por tomar el ramal izquierdo que sube bordeando el pico Les Pedreres y el Castiellu hacia la solitaria ermita de la capilla del Ángel, situada a las afueras de La Mortera, pueblo al que llegamos en un minuto.
En su parte intermedia otra bifurcación clara y contundente; nos vamos por la izquierda en descenso, ahora por asfalto, y subimos a base de paellera. Metemos todo lo que tengamos y acompañamos a la cantarina riega de La Olla hasta coronar el llamado Campo de Peñerudes (6 km), otro bastión vigilante sobre el Monsacro y la ahora ya visible sierra del Aramo. No tengo medidor de pendientes, pero el repecho se las trae.
Se desemboca en la carretera MO-5 que va a Pedroveya. La idea es no seguir ni el GR que tira para la derecha ni desviarnos a la izquierda, que va por asfalto siguiendo un ya casi perdido PR143. En esta ocasión la propuesta es contemplar los dos grandes hitos, el Monsacro y el Aramo, por lo cual se tira medio de frente para tomar la carretera que va hacia las poblaciones de Los Duernos, y Piñera (8 km). Aquí se toman por otro amplio carril asfaltado los repechos que nos llevan hacia el pueblo de La Vara, con excelentes miradores sobre ambas sierras.
Aunque en la subida aparecen tentadores caminos para tomar, todos terminan en unos grandes barrizales, por lo cual lo mejor es pasar de ellos y llegar directamente a La Vara por asfalto, contemplando los bellos escenarios que nos rodean.
Luego volveremos para tomar el PR-143 en sentido contrario. Para los más aguerridos les sugiero tomar en La Vara la pista hormigonada que hay a la derecha, que trepa ladera arriba por debajo de la peña La Vara. Cuando ya se ve que el camino va a ganar el collado para meterse en plena sierra del Aramo, se ha de buscar la mejor bajada para caer hacia el pueblo de La Carbayosa (16 km).
Se puede ir hasta Villapará, pero dar la vuelta es suficiente. Éste es el punto de retorno ideal para bikers que desafían de todo, pues por delante hay todo un tramo de antiguo camino carretero embarrado en algunos tramos, y con tramos impresionantes de lienzo de piedras como firme, de las que se ven pocas ya por Asturias. La pena son esos tramos todos desencajados que nos obligan a mil y un diabluras o poner pie en tierra y seguir disfrutando de esa manera del paisaje.
Con esa pelea llegamos de nuevo a La Vara, y en vez de tomar la carretera al final del pueblo, por donde hemos llegado, nos vamos por la derecha, por un encajonado camino en bajada. Algunos tramos invitan a los más cautos a descender casi a pie; los más cabras pueden intentarlo montados en la trotona, aunque lo verde mohoso de los lienzos canteriles ya nos dicen algo con respecto al estado para la circulación de la zona.
Seguir el trazado es complicado, pues las flechas direccionales quedan a contramano, pero a poco que nos fijemos iremos encontrando la dirección para seguir que toma rumbo a La Reguera, por zonas muy embarradas y dejadas de la mano de Dios. Hay una invitación a irnos ante una cuadra de frente, lo cual nos llevaría a Piñera. Lo mejor es bajar por la rampa de hormigón que nace al pie de la cuadra, cuyo recorrido nos llevará directamente al Canto la Cruz, sito en El Vallín, al pie de cuya ermita llegamos tras una rápida bajada.
De nuevo la omnipresencia del Monsacro se hace muy patente. Merece la pena la lectura sobre el Monsacro y quedarse por unos momentos por estos lares a contemplar tan singular hito telúrico, que preside buena parte de este territorio asturcentral.
Salimos por la ermita de Santa Cecilia, por asfalto, para cruzar la carretera que viene de Cardeo a Piñera. Tomamos un camino que sale justamente enfrente de nuestro ramal y nos metemos por el camino para cruzar la riega de la Bahúga y seguir por la zona de Barbeo, para doblar en un amplio cruce despejado a la izquierda por una pista forestal que va hacia la riega de Valdelavega. Ahí el camino presenta trazas de perderse, pues está muy tomado por bardos y restos de la tala, y por abundantes aguas que presentan más de una trampa, debido a las llamargas que se extienden a lo largo del camino que cruza el bosque de Pandiella. Concluimos de este modo la ruta en el pueblo de Rozaes.
Esperemos que esta futura ruta que se va a plantear en sentido contrario como un GR senderista y «betetero», que intenta llegar hasta las inmediaciones de La Carisa y venir por la otra vertiente mierense hasta concluir de nuevo en Ribera de Arriba, pueda constituir todo un acicate para desarrollar sobre ese recorrido una prueba de un Campeonato de España de mountain bike y articular un impresionante recorrido al modo pirenaico.
Como digo, ya plantados en Rozaes, ya sólo nos queda meternos por un sendero hormigonado que sube hacia la iglesia de San Esteban de Peñanes y salir por esta aldea en subida hacia la zona de Llames, donde un descampado nos presenta una vistosa estampa del embalse de los Alfilorios. Bajamos por la amplia pista hasta entroncar con la carretera que baja de Piñera y unos metros más adelante doblamos en la zona de La Carrera por asfalto hacia Peñerudes, para bajar de nuevo por el camino traído hasta Bueño. Feliz ruta.

Tipo de ruta: Circular, con salida y llegada en el área recreativa de Bueño.
Recorrido: Palomar-Fuejos-Peñerudes-La Vara-La Carbayosa-El Vallín-Rozaes-Peñerudes.
Longitud: 38 km.
Horario: 3 horas.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de