Rutas BTT

Rodando por tierras de Riello

0 votos

Teverga - Asturias

Un reconfortante recorrido por la zona leonesa de las márgenes del río Omaña

Oviedo, Víctor GUERRA
La revuelta climatología de abril y mayo nos ha impedido rodar de forma confortable, pues o bien nos ha echado de los recorridos típicos de la media y alta montaña, como sucedió hace unos fines de semana, cuando recorríamos el Camín Real de la Mesa, o nos impide disfrutar de la explosión que por esta época se da en bosques y cumbres.
Por eso, los ciclomontañeros tenemos esos «secretitos» lugares en los que sabemos que a pesar de su altitud y ubicación son territorios sin grandes problemas para pasar unas horas rodando, sin grandes desniveles y dificultades, que además tienen el incentivo de contar con fáciles vías de escape en caso de que la cosa se ponga algo chunga. No hay que olvidar que en nuestro caso para llegar hasta esos «secretitos», como llaman los escaladores a sus lugares preferidos, hay buenos y cómodos accesos. Estamos hablando de rodar por la Omaña leonesa.
La propuesta de hoy parte de Riello, núcleo leonés al que llegamos tomando la autopista del Huerna, que se abandona para virar hacia La Magdalena, donde nos desviaremos por la carretera que por Soto y Amío nos lleva hasta Riello, donde dejaremos los vehículos. Riello, a pesar de estar a más de 1.000 metros, es el punto de partida ideal para las excursiones betetistas. Salimos por asfalto siguiendo la carretera LE493 dirección a Pandorado, rumbo Oeste, cuestión que en apenas unos metros varía, pues como a los 800, a la altura de una cuadra, hay que torcer a la izquierda cruzando la carretera para adentrarnos en los viejos firmes carreteros.
Un poco de confusión en cuanto entramos en los viejos caminos, puesto que las rodadas más claras nos inducen a irnos hacia un colmenar. La ruta gira en ascenso, en medio de un manto verde, que pronto deja paso al terroso ocre de las arcillas leonesas. Vamos cogiendo altura por el lateral de pico La Cerra. Son tramos con base de piedras sueltas que no impiden su ciclado y que nos permiten colocarnos en apenas unos minutos en la planicie que da vista a Pandorado.
Se continúa rumbo Oeste y por el viejo cordel de las Merinas, tomando un amplio ramal que nos llega por la espalda a nuestra mano izquierda y que viene de la zona que luego cae a Riello, nosotros lo continuamos dirección a Pandorado. La entrada en el pueblo llama la atención por su espléndido hotel y lo escaso del poblamiento. En Pandorado no merece hacer más triquiñuelas que dejarse caer por la carretera que va al fondo del valle que cruza el río Omaña, hasta llegar al núcleo casi abandonado de La Omañuela, una breve visita. Tras cruzar el río se emprende la subida, que a base de revueltas nos lleva por los Llanos y las Tierras Nuevas hacia el pueblo de Campo de la Lomba.
Seguimos subiendo de forma más tranquila entre el bosque de robles y carrascos. Un segundo ramal a la izquierda en ascenso y con buen firme nos permite llegar de forma cómoda hasta la carretera del pueblo de Campo. Viramos a la derecha para llegar a las puertas del pueblo. Junto a la iglesia viramos a la izquierda dejando atrás el pueblo y siguiendo los postes de la ruta Riberas del Omaña, que marcó en su día el programa «4 Valles». Se sigue hasta la zona sur del pueblo buscando la cubeta del río Negro. No es fácil llegar, pues el trazado se diluye ladera abajo.
Un molino que funcionó con el agua del río nos indica, junto con la señalización, el rumbo, que en esta ocasión va virando por encima del río por un cómodo sendero, que al final nos lleva a una carretera que cruzamos, tomando el camino que hay al otro lado y que en zonas planas va en busca de la carretera que une La Garandilla y Riello. Un poco de pérdida en el punto del medio del recorrido, pero en esa amplia explanada hay que irse por un estrecho sendero que tras unos cientos de metros, con ancho escaso, nos deja llegar hasta la citada carretera LE451, doblando sobre el río Omaña.
Llegados a este punto se vira a la izquierda para de nuevo voltear hacia el pueblo de Trascastro de Luna. Rumbo Norte se entra en el pueblo para buscar el canal de agua y el punto de comienzo de la ruta de Riberas del Omaña. Una vez encontrado el canal, se sigue por el amplio camino, que a veces presenta un aspecto de inundación total, de ahí que se utilicen zancos para transitar por dichos caminos. Una pequeña pelea con los sumergidos caminos nos devuelve a la normalidad del asfalto. Ante dicho eje, se gira a la izquierda para entrar en el pueblo de Inicio.
En medio del pueblo se vira tomando un camino hormigonado, que pronto nos deja otro firme más natural y con una larga subida para ascender a la alta planicie de Castro de la Lomba.
Este tramo nos da bellas perspectivas sobre el valle de Omaña, por el que hemos ciclado como hacia la cordillera Cantábrica una vez hayamos alcanzado la zona más alta de la ladera; poco a poco la señalización del programa «4 Valles» nos ayuda a ir tomando las decisiones oportunas en los desvíos y bifurcaciones.
Tras esta subida, nos volvemos a tropezar con el eje asfaltado, en este caso el que une las poblaciones del Campo de la Lomba y Castro. Se torna por el ramal derecho para ir por el viejo camino que entra en Castro. El viejo camino baja por el vértice del canto en que sitúa el pueblo, un altozano que nos deja a la izquierda de nuevo el río Omaña y por la derecha la empinada ladera, por la cual debemos ir buscando el sendero que nos facilita por momentos llegar hasta la carretera que va hacia Riello. Ya en ella, concluimos la bajada. Lo podemos celebrar con un descanso en el área recreativa de Labiada, para retomar la carretera en subida. Dejamos la pista que entra hacia Pandorado. Si no nos encontramos con ganas, podemos tomar tal ramal, que está en muy buenas condiciones, y regresaríamos desde Pandorado por el camino de ida. De lo contrario, se sigue por la carretera hasta el desvío que entra hacia el depósito de agua de Riello.
Nos adentramos en ese camino y nos encaramos a una bajada pindia que nos coloca en las puertas de Riello, dando por concluida la ruta por la Omaña.

Tipo de ruta: Circular.
Recorrido: Riello-Pandora-do-La Omañuela-Campo de La Lomba-Trascastro de Luna-Inicio-Castro-Riello.
Longitud: 30 kilómetros.
Duración: 3 horas

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de