Rutas y excursiones

La Pradiella

0 votos

Lena - Asturias

Se extiende por los linderos geográficos de Lena, Quirós y Riosa y con sus 1.448 metros de altitud emerge sobre las hermosas vegas de Espines, Foz, Abeduriu y Los Veneros

Oviedo, Ángel FERNÁNDEZ ORTEGA

La armadura orográfica de La Pradiella, de 1.448 metros de altitud, se extiende por los linderos geográficos de Lena, Quirós y Riosa. Su ubicación emplazada en los límites meridionales del Aramo está formada por un corto brazo montañoso de apenas 1,5 kilómetros de longitud donde se integran otras cotas de similar altura como son La Quemá y Peña Vichoriz.
 La ampulosa montaña emerge imponente sobre las hermosas vegas de Espines, Foz, Abeduriu y Los Veneros, enriquecidas por una rica cubierta vegetal que alarga su manto por las laderas de esta sierra y hacia las vecinas montañas del Viso, Foreal y Carrilones, que confinan este circo por su frente septentrional. Las masas arbóreas son también parte fundamental en este medio, distribuidas y formando grupos de matas de especies autóctonas, tales como acebos, espineras, tejos y hayas. El conjunto resultante constituye un equilibrado ecosistema en cuyas entrañas naturales han acogido durante muchos siglos la tradicional actividad pastoril. Efectivamente, a lo largo de sus mullidas camperas y mimetizados en su entorno, aún perviven restos de cabañas, testigos mudos de una época asociada a la vida campesina.
 Dentro de este espacio también subsiste una numerosa y variada fauna con una selección de mamíferos, aves y especies menores, propias de esta parte del territorio asturiano.
 La riqueza vegetal, animal y minera, junto a la abundancia de cuevas y castros, favorecieron un asentamiento humano desde la época prehistórica. Prueba de ello son los yacimientos castreños del pico Cocheu, la necrópolis de Mesta, los monumentos funerarios de Llagüezos, Los Fitos y la Collá del Medio, así como las numerosas cuevas como la de Los Gancios y otras más que jalonan la denominada Cuesta Pradiella.
 La marcha de aproximación a La Pradiella da comienzo en la vega Espines, ubicada a una altitud 1.031 metros. Se accede por medio de la carretera AS-230 que comunica los municipios de Lena y Quirós por el alto de La Cobertoria. En el kilómetro 7,5 existe un desvío por donde se dibuja una asfaltada carretera que nos conduce a Espines y al alto de La Segá.
 Espines es una pradera de abiertos horizontes asentada en la base meridional de La Pradiella. En medio de la misma se localiza hincado en tierra un antiquísimo mojón de piedra que deslinda, con las letras iniciales impresas en cada costado, los términos municipales de los tres concejos.
 Desde aquí nos dirigimos a la pronunciada ladera que adivinamos surcada por un sinuoso camino carretero de origen minero, denominado «El Camín del fierro». Siguiendo su estela vamos directos a un contrafuerte rocoso jalonado por la boca de una gran oquedad bajo la cual discurre este antiguo camino que avanza con sentido noreste hacia el borde oriental de La Pradiella. Este camino, con piso empedrado y sostenido por muros de piedra, navega por la empinada ladera con sucesivas revueltas que favorece las costosa ascensión, profusamente salpicada de huellas mineras. Dejando atrás una bocamina nos encaminamos por La Mata Espines hacia el collado Bueyes, entalladura por donde franqueamos el paso hacia la recoleta majada de Abeduriu.
 Estos pastizales son territorio de Riosa y aposento vaquero de los pueblos de Llamo, Les Teyeres y San Adriano, al que accedían directamente por la senda La Cueñona desde la mina prehistórica de Texeu.
 Abeduriu está surcado además por varias sendas ganaderas que encadenan una a una toda su rinconada. Nosotros tomaremos la que retrocede a Los Veneros que discurre por la arista cimera de la sierra hasta la cumbre más occidental de La Pradiella. A la altura de La Campa Reonda acometeremos la fácil ascensión por su cara Norte culminando en este magnífico atalayar, vigía que domina las excelencias paisajísticas del Aramo y su entorno meridional.
 De regreso a la collada Reonda, la trasponemos descendiendo por la limpia ladera hacia la contigua vega Los Veneros, donde sobresale de manera relevante una laguna y algunas cabañas bien conservadas. Si la visita al lugar ocurre en época veraniega la laguna y sus alrededores los veremos poblados de una ingente cantidad de cabezas de ganado, constituyendo en sí un espectáculo único.
 Desde las cabañas de Valdefresno, tomamos rumbo al mediodía en dirección a la laguna de Veneros. La orillamos por la margen oriental hasta presentarnos en la loma de Les Retuertes, desde cuyo emplazamiento, constituyente de una magnífica atalaya del Aramo, se desploma hacia la vertiente lenense un sendero que baja directo a las vegas de Pumares y Espines. Un tímido sendero desciende desde esas latitudes por esa empinada ladera culebreando en medio de brezos y piedras hasta presentarse en el rellano de la vega Pumares. Aquí enlazamos con el sendero que prosigue sin altibajos hacia Espines y su mojón divisorio de pastos donde damos por concluida esta interesante ruta de montaña.

 

RECORRIDO:
Vega Espines-Collada Bueyes-La Pradiella-Veneros-Espines
DURACIÓN:
4 horas
DISTANCIA:
10 kilómetros. 417 metros de desnivel.
DIFICULTAD:
Fácil.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de