Rutas y excursiones

El baluarte del valle de Mestas

3 votos

Aller - Asturias

Se localiza en el extremo más meridional del municipio allerano y tiene a los picos Estorbín, Robequeras, Pisones y Tresconceyos entre sus eslabones más sobresalientes

Oviedo, Ángel FERNÁNDEZ ORTEGA


El valle de Mestas es una de las arterias que originan la cuenca hidrográfica del río Negro. Se localiza en el extremo más meridional del municipio allerano, en sus últimos confines con la vecina provincia de León.


El valle se somete rigurosamente a la abrupta orografía alpina de su entorno, singularidad determinada fundamentalmente por la presencia del soberano pico Estorbín de Valverde de 2.123 m. y «techo» del municipio. Efectivamente el Estorbín domina las excelencias de este territorio que está vallado, además por otras ingentes montañas que integran junto con aquél, este sector de la cordillera Cantábrica. Los picos Robequeras (2.108 m.) Pisones (2.042 m.) y Tresconceyos (2.014 m.) de altitud, respectivamente, son otros de sus eslabones más sobresalientes. Los cuatro y cada uno de ellos guardan una estrecha relación con la denominada de «alta montaña» debido a su escabrosa y compleja estructura de largos y brutales desniveles que los alejan del angosto valle de Mestas.


La rápida descripción del relieve nos sitúa sobre uno de los parajes más sobresalientes de la geografía de la montaña central de Asturias. Las majadas de altura así como las zonas boscosas tapizan las laderas, rasgadas de arriba abajo por numerosas torrenteras. El cauce más profundo lo surca el río Mestas que nace en la base de la Estrella de Cuanya, ancestral paso natural a Castilla por el valle leonés de Tonín. El paisaje lo integra un aluvión de factores naturales en perfecta sintonía de colores sin olvidar las luminosas zonas de pastoreo recostadas sobre las franjas herbosas de sus montañas. Tampoco pasará desapercibida la red de pistas ganaderas, algunas de origen minero, así como los caminos remotos que comunican los puertos del Rasón, Mortera, Morterúa, Casar, Cimera, Acebal, etcétera.


Comenzaremos la marcha en el puente El Beyu (700 m.), ubicado a 3 kilómetros de Santibáñez de Murias, con acceso directo desde Moreda por la carretera AE-3. Este lugar constituye el umbral del valle de Mestas que tiene aquí el inicio de dos importantes pistas de acceso. El itinerario circular entorno al mismo discurre inicialmente por su margen izquierda, ladera que pende de las estribaciones del puerto del Rasón.


Acometemos la remontada tras cruzar el río hacia la orilla opuesta. Después iremos soslayando los diferentes ramales que dan acceso a una explotación minera. La traza original se eleva salvando con rapidez la dura pendiente hasta introducirse en una zona de pastizales. La sostenida remontada cruza seguidamente por la majada y mirador de Valende y más adelante por la de Porqueras y Felguera. Superados estos lugares, asomaremos al puerto del Rasón por la Vega, pórtico de entrada de esta zona de pastoreo.


Esta singular majada está compuesta de praderas, cerradas por muros de piedra, que se escudan al socaire de la sierra Carraceo. Una red de pistas comunica los diferentes rincones del Rasón que incluso posee una zona lacustre. Son dos pequeñas lagunas denominadas Llosadiescu y Chaguneta, localizadas en el reborde oriental de la herbosa plataforma.


Hemos superado un desnivel de 600 m. en poco más de una hora, disponiéndonos a introducirnos en este mágico paisaje con rumbo al mediodía. Nos alejamos de esta manera de La Vega del Rasón y de la explotación minera que la acecha por su reborde septentrional. Nos dirigiremos con sinuosa ascensión por la pista principal que se dibuja por la cercana fuente y «mayau» de Fresno situadas a la vera de la pista y por encima de Les Llanes. Pasamos después por Chiosu y la Chaguneta y salvando alguna encrucijada concluimos en Fuentes, espléndida majada ubicada en la base del pico Fuentes. Una buena fuente y cabañas bien conservadas sobresalen en este elevado lugar que constituye estratégica encrucijada de pistas y caminos tradicionales.


Desde La Cruz de Fuentes (Km. 26 de esta vía) arranca un sendero de montaña en dirección al pico Fuentes y el Tresconceyos. Desde esta encrucijada, nos vamos por el otro camino de ancha traza que toma rumbo al Este sin apenas desniveles en dirección a las majadas La Mortera, Morterúa y Cuanya. Constituyen remotas áreas de pastoreo ubicadas sobre la cabecera del valle Mestas, a una altitud media de 1.650 m. Sobre las mismas se elevan los picos Pisones, Robequeras, Estorbín y Tresconceyos, vigilantes de estas altas tierras y frontera natural con la comarca leonesa de Los Argüellos.


A la altura de las praderías de La Mortera abordamos las limpias camperas por un sendero dibujado en la misma que remonta la cuenca formada por el Tresconceyos y Pisones, tras el cual accedemos a otro de mayor traza que corona la cordillera por la collada de La Mortera. Nos situamos en la amplia campera de la collada que vierte al valle castellano de Bustamores. Desde ahí damos un giro al poniente arremetiendo la cómoda ladera que culmina en la plataforma superior del pico, al término de las 3 horas y 15 minutos. La amplia cumbrera del Tresconceyos sostiene en su base una gran cruz de hierro y un buzón montañero.


El retorno puede llevarse a cabo por los variados itinerarios que se dibujan por su entorno.

 

RECORRIDO:
El Beyu-Rasón-Cruz de Fuentes-Pico Tresconceyos-El Beyu
DURACIÓN:
7 horas
DISTANCIA:
22 kilómetros con 1.314 metros de desnivel
DIFICULTAD:
Alta

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de