Rutas y excursiones

Ruta de La Viña

2 votos

Belmonte de Miranda - Asturias
La «Ruta de La Viña» que aquí proponemos cumple con los objetivos básicos del senderismo, ya que a lo largo de lamisma se van sucediendo los ecosistemas singulares de un paisaje [..]

La «Ruta de La Viña» que aquí proponemos cumple con los objetivos básicos del senderismo, ya que a lo largo de lamisma se van sucediendo los ecosistemas singulares de un paisaje único y exclusivo de Belmonte que está disperso en un triángulo geométrico cuyos vértices se localizan en las aldeas de Silviella, Lleiguarda y Beyu.

La marcha, que es circular, tiene su inicio en el pueblo de Silviella (145 m.) localizado en el punto kilométrico 3 de la carretera AS- 227. Nos adentramos por su tramade caleyas recorriendo sus diferentes barrios, que están jalonados de edificaciones que conservan el estilo arquitectónico popular del occidente asturiano. Finalizado el repaso histórico nos dirigimos al borde oriental del pueblo para cruzar con precaución la carretera AS-227. Vamos directos hacia la entrada del camino real que asciende hacia Lleiguarda. Pronto nos apoderamos de su amplia traza, empedrada en buena parte de su recorrido. Mientras profundizamos con el ascenso aparece por la margen izquierda un montículo conocido como «Corona» o «Castro de Corona», donde se intuyen sus grandes fosos defensivos.

Prosiguiendo con la ruta muy pronto nos situamos en el altiplano del pueblo de Lleiguarda, por encima del cual se eleva el pico Couriu (1.019 m.) El camino tradicional enlaza con la pista que comunica al caserío de La Viña. La seguimos con rumbo a la izquierda hasta el siguiente crucero de Beyu. Soslayamos inicialmente este desvío y vamos directamente hacia el pueblo de Lleiguarda (400 m.) 2,3 Km. en 1 h. y 15min. demarcha– que fue en la antigüedad capital eclesiástica de Miranda La Baja y su iglesia data originariamente del siglo XV. Un paseo por el pueblo nos permite admirar las construcciones de tipología muy popular, el antiguo palomar, así como el vetusto palacio de la condesa de Mora, originario del siglo XVI. Hemos de retornar al crucero anterior para tomar contacto con el camino que nos va a conducir a Beyu. Lo llevamos a cabo descendiendo ligeramente por la ladera del Couríu y asomados a los paisajes del río Pigüeña.

El viejo camino nos va aproximando a Beyu, que ya asoma en la última revuelta, en un lugar jalonado de laureles. Pronto alcanzamos este asentamiento (260 m.) 4Km. en1h. y 45min., que posee un inestimable catálogo de elementos etnográficos e históricos. De los primeros resaltan los diferentes molinos escalonados a lo largo del arroyo La Xuga. Referente a los elementos históricos, resalta la casona de los Riballo y su torre, todo ello en estado de abandono. Cercana a la misma se encuentra la capilla de San Juan Bautista y en borde superior del pueblo localizamos el palacio de los Beyu, construcción que data del siglo XVII.

Cerca de lamisma discurre la carretera local que comunica a Silviella con el Alto de Brueva. Hacia ella nos dirigimos variando el rumbo al Sur. Después continuamos con la andadura con un precipitado descenso a la sombra de un tupido bosque que nos abandonará hasta las cercanías de Silviella. El siguiente trecho que nos resta para finalizar navega por terreno abierto hasta alcanzar la carretera AS-227, justamente en el lugar de inicio de esta ruta senderista, la cual nos ha proporcionado la evidencia de cómo la historia ha dejado su huella arqueológica y humana en este rincón de la geografía de Belmonte
 

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

A la derecha, Antón Caldevilla, ayer, en Romiyu, con los alevines.

El Esmerillón repuebla con 20.000 ejemplares de truchas y reos los ríos Güeña y Zardón

"Sólo servirán para alimentar a los cormoranes", lamentan los pescadores, que piden más controles

La fuente ganadora de la pasada edición.

Seis asociaciones adornan diez fuentes de Gozón por San Juan

Manuel Hernández, concejal de Cultura: "Los participantes se han volcado en recuperar la tradición"

Encuentra los eventos de