Rutas y excursiones

Entre el bosque y la peña

3 votos

Ponga - Asturias

El pico Sen de los Mulos, privilegiado lugar del parque natural de Ponga, encierra un rico tesoro paisajístico
 

Oviedo, Ángel FERNÁNDEZ ORTEGA


El pico Sen de los Mulos, localizado en la sierra de Torbenu, ocupa uno de los lugares más privilegiados del parque natural de Ponga. Desde su cimera se descubre un conjunto de valores naturales de inagotable variedad y belleza apenas violada por el hombre. El paisaje pongueto se dibuja desde aquíentre profundos barrancos horadados por virginales ríos que descienden anacrónicamente desde las altas cotas custodiadas por las quebradas montañas de origen calizo. Sus albas agujas apuntan al cielo surgiendo de la maraña vegetal que tapiza las colladas y laderas de sus montañas.


La orografía pongueta es tan complicada que se asemeja a la huella que deja un papel estrujado. Su enorme masa caliza, distribuida por el rosario de sierras y cordales, constituye atalayas de privilegio desde donde el montañero se asoma al bosque del Peloño, a la Copa del Tiatordos, Valle Moru, la Foz de La Corina, Los Andamios, El Candanu, Ventaniella, La Escalada, Tolivia, desfiladero de los Beyos
La aproximación a Sen de Mulos estácontemplada desde el arranque del sendero P. R. AS181 «La Foz de los Andamios», que se localiza en la collada de Llomena (991 m), adonde se llega por medio de la carretera local PO-2 Beleño-Puente Vidosa. Una vez en la collada, y ante el crucero de rutas, optamos por dirigirnos al Este abordando una pista de tierra que estáperfectamente señalizada. De manera ondulante avanzamos en medio de un paraje que constituye el balcón natural hacia las montañas del Cornión y el cordal de Ponga. Así alcanzamos Les Bedules, la estratégica atalaya y umbral de bosque del Peloño y nuevo crucero de caminos. Tras abastecerse en la fuente cercana nos adentramos en la maraña vegetal del Peloño por medio de la pista de mayor entidad que continúa señalizada.


Tras una caminata sin apenas desniveles alcanzamos Granceno. Hasta aquí hemos recorrido durante 6,700 kilómetros por un paraje de sublime belleza, surcando la umbría del bosque que se extiende por toda la cubeta del río Mojico. Por las gargantas y laderas se desarrolla un rico y frondoso bosque mixto que se adorna con el cromatismo cambiante de las estaciones este hermoso rincón de la naturaleza asturiana. Granceno es la encrucijada de pistas que se distribuyen por la intrincada orografía. Es también mirador estratégico que nos muestra en directo el cúmulo de montañas Ten, Pileñes, Colláu Zorru, pico Luengu y un largo etcétera. La cónica figura de Sen de los Mulos asoma en el horizonte cercano y para su culminación hemos de abandonar la pista principal y la señalización, hasta acercarnos a la entrada de una pista que surca la loma de Entrecollados para reaparecer en la esclarecida campera de Viances.


La ruta más lógica a la cima discurre por un itinerario que, aunque largo, es el ideal para recrearse con el paisaje del entorno. El circuito propuesto prosigue bajo la muralla occidental por una efímera pista minera que faldea en llano, pasando al poco por la fuente de Les Files y también por la oquedad de la Cueva Ñobeya. El camino avanza hacia el Porrón de Ardimales y subiendo levemente da un giro a la izquierda para asomarse de repente al valle de Tolivia. La vaguada se extiende hasta la cima del pico, que desde aquínos muestra su acceso más vulnerable.

Continuamos por un perceptible sendero que se arrima al cresterío occidental, progresando pausadamente por un terreno mixto de piedras y pradera.


Por el canal de la vallina vemos restos de viejas cabañas pertenecientes a la antigua majada de Viances y más arriba restos de una calicata minera. Antes de enfrentarnos al resalte final de la peña, es conveniente girar hacia nuestra derecha progresando a la cima por un terreno más cómodo entre aislados árboles e irregular terreno. Un buzón montañero y mojón piramidal nos señala la cota máxima de esta atalaya de 1.505 metros de altitud.


El escabroso cresterío de la sierra profundiza hasta la Peña Subes, que junto con el Sen de los Mulos configura uno de los miradores que más panorámicas ofrecen del paraíso asturiano.


Desde la cima regresamos a Granceno para retomar el camino de ida. Con un vehículo de apoyo esta ruta tiene un recorrido alternativo y muy bonito a Puente AgÜera por la foces del Candanu y Los Andamios.

RECORRIDO: Alto de Llomena-Les Bedules-Granceno-Sen de Mulos-Alto de Llomena.
DURACIÓN: 6 horas, ida y vuelta.
DISTANCIA: 16 kilómetros con un desnivel de 514 metros.
DIFICULTAD: Baja.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de