Lunes, 1 Junio 2020

Noticias | Agenda

Carreño

Mantas de Candás para Transilvania

María José Fernández exporta la artesanía textil de la villa a la región rumana, donde expuso sus trabajos en un mercado medieval de la ciudad de Bistrita
14-08-2012 09:16
1 voto
Fernández, a la derecha, en el puesto de mantas en el mercado de Bistrita. reproducción de b.f

Fernández, a la derecha, en el puesto de mantas en el mercado de Bistrita. reproducción de b.f

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

Hasta la región rumana de Transilvania han llegado las mantas candasinas. Esta tradicional prenda textil local, única en su elaboración, llamó tanto la atención de los responsables del proyecto europeo de apoyo al desarrollo de las zonas rurales que invitaron a la maestra candasina en su confección, María José Fernández, a viajar a Rumanía y exponer su labor en un mercado medieval de la ciudad de Bistrita.

La experiencia para Fernández, como no podía ser de otra manera, ha sido «enriquecedora», principalmente porque, según explica, «la artesanía que allí se realiza es muy distinta a la de Asturias». Y es que «las mantas llamaron la atención al ser exactamente iguales en forma y confección desde hace siglos, todavía teniendo arraigo hoy en día en Candás», señala Fernández.

La artesana pudo exponer su trabajo en «un mercado tradicional que realizan, en un paseo de grande como el de Begoña en Gijón, lleno de puestos», detalla.

Esta visita ha supuesto, claro, «un gran reto profesional y personal, ya que era la única representante de Candás, enseñando un proceso de confección que es popular en todo el litoral, pero que en Candás tiene aún mucha popularidad». De hecho, la artesana es monitora de unos cursos de extensión cultural sobre mantas candasinas que año tras año atraen a medio centenar de personas, «algunas para aprender, otras para perfeccionar», con edades comprendidas entre los 18 y los 70 años.

Fernández asegura que en Transilvania se cuida mucho la artesanía. «Hay cestería, sombreros y reciclaje de ropa antigua, que se rediseña», enumera. Pero no solo el intercambio profesional la ha ayudado, sino también «conocer gente de otros países, otras técnicas y otros métodos». Y está muy satisfecha con su trabajo. «Ha sido un orgullo y una satisfacción representar a Candás en Transilvania, y ver cómo las mantas han tenido allí una gran aceptación».

María José Fernández fue recibida en Rumanía por el presidente de la Cámara de Comercio de Bistrita, por el Alcalde, y por su delegada de gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Encuentra los eventos de