Miércoles, 13 Noviembre 2019

Noticias | Agenda

Aller se suma al «Slow food»

La Escuela de Hostelería celebra unas jornadas en las que participan los cocineros que lideran el movimiento culinario en Asturias
25-02-2013 23:00
1 voto
En la mesa, Argüelles, Sánchez, Urdiales, Gandullo, Rodríguez y Celorio.

En la mesa, Argüelles, Sánchez, Urdiales, Gandullo, Rodríguez y Celorio.

Moreda (Aller),
C. M. BASTEIRO
El movimiento «Slow food» nació en la década de los años ochenta como una respuesta a la «invasión» de los restaurantes de comida rápida. De hecho, el término se traduce como «comida lenta» e impulsa la cocina elaborada, sana y con productos de la tierra. La Escuela de Hostelería del IES Valle de Aller ha decidido sumarse a esta iniciativa y celebra durante esta semana las jornadas del «Slow food». El programa se presentó ayer y cuenta con charla, talleres y «show cooking» de algunos de los cocineros que lideran este movimiento en Asturias.

Los profesionales que participarán en el programa son cocineros de la región que cuentan con el reconocimiento «Kilómetro 0». Es decir, son especialistas en preparar menús de calidad con productos de la tierra. Entre ellos se encuentran Viri Fernández, del Llar de Viri, y Ramón Celorio, de Los Arcos. Ambos participaron ayer en la mesa redonda que sirvió para inaugurar el programa de las jornadas de «Slow food» en Moreda.

«No es que los productos de fuera sean peores, si no que son apropiados para su lugar de origen y su correspondiente gastronomía», explicó Viri Fernández. La cocinera sigue la historia del «Slow food» desde que su origen, localizado en la ciudad italiana de Bra a mediados de los ochenta.

Sumarse al «Slow food», y contar con el reconocimiento «Kilómetro 0», supone el compromiso de utilizar determinados productos que aparecen en la lista del «Arca del gusto», formada por productos de la tierra. En Asturias, aparecen en el listado la oveya xalda, la escanda o la sidra, entre otros. Algunos han tenido que dejar el proyecto. Es el caso del gochu asturcelta, que dejó el «Arca del gusto» hace poco. La directora general de Ganadería del Principado, Rosa Urdiales, explicó que la salida de este producto se debe a la caída en el número de productores, que ha descendido de 100 a 65 en solo un año.

La mesa redonda celebrada ayer se completó con la intervención del jefe de servicio de Promoción Turística, Enrique Rodríguez; la directora del IES Valle de Aller, Margarita Gandullo; el escritor Fulgencio Argüelles y el crítico gastronómico Eufrasio Sánchez. El programa de las jornadas continuará hoy con una charla de la asociación de criadores de pita pinta y la oferta de un menú especial, que se ofrecerá en el aula-restaurante La Carisa desde hoy hasta el jueves. La carta incluye platos elaborados a fuego lento y con productos de la tierra.

Para perfeccionar la técnica, los aprendices tendrán buenos maestros. María Busta (Casa Eutimio) y Joaquina Rodríguez (Casa Chema) ofrecerán «show-cooking». El jueves, está previsto que Koldo Miranda cocine para los alumnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook