Domingo, 26 Mayo 2019

Noticias | Agenda

El «Boss» arrasa

Las 30.325 entradas para ver a Springsteen agotadas antes de las dos de la tarde con larguísimas colas
28-02-2013 23:00
3 votos

Arrasó. Las entradas para el concierto de Bruce Springsteen & The E Street Band en Gijón el próximo día 26 de junio duraron apenas cuatro horas a la venta: las taquillas, virtuales y físicas, se abrieron a las 10 de la mañana y a las 14.00 ya no que daba ni uno sólo de los 30.325 tickets a la venta. Colas interminables y una avalancha de fieles del «Boss», en la calle y en la red, dieron buena fe de la expectación que ha levantado su única actuación de este año en España.

En el Teatro Jovellanos, cientos de personas tomaron el Paseo de Begoña desde horas antes de la apertura de la taquilla. Más de cincuenta «fans» pasaron la noche al raso, con temperaturas cerca de los cero grados. El Jardín Botánico ofreció 500 tazas de té caliente a primera hora para amenizar la espera, tras la que Manuel Rodríguez, de Candás, se llevó el honor de ser el primero de tener en la mano sus cuatro entradas. Para ello pasó más de 28 horas ante el Teatro, y para el concierto, que cae en miércoles, tiene previsto «llegar ya el viernes antes para vivirlo a tope». Ayer se confesaba «muy nervioso», rodeado de una nube de medios de prensa antes de echar a correr hacia la lonja de Candás «para trabajar hasta las once de la noche». En el tercer puesto de la fila, el también candasín Marcelino Piqueiras sufrió su día largo de espera para «comprar entradas para mi hija, que vive en Madrid». A las 12.00 horas ya se habían liquidado los mil tickets sin recargo del Jovellanos.

Y si la cola alcanzó enormes dimensiones en el centro de la ciudad, en Carrefour Viajes de Los Fresnos no se quedaron cortos. Allí también hubo quien pernoctó en la calle para hacerse con las entradas. Marta Rilla, Marisol Barcia e Isabel Bárcena lo lograron tras guardar turno desde las ocho de la mañana. Decenas de personas que esperaban en la misma fila se quedaron sin tickets al filo del mediodía. «Es una lástima, a ver cómo se lo decimos sin que se enfaden», reconocía un vigilante de seguridad.

En la FNAC de Parque Principado se registraron avalanchas de «fans», con decenas de valientes que durmieron a las puertas del centro comercial. La misma estampa se repitió en establecimientos como el de Bilbao y A Coruña, mientras las líneas de venta «on line» echaban humo, convirtiéndose en la forma de venta más utilizada.

Marta Peón se topó ayer con una cola «un poco inesperada» ante el Jovellanos para comprar sus entradas para el concierto. «No pensaba que iba a haber tanta gente, creí que igual se animaban más a comprar por Internet», aseguraba la gijonesa con «nervios por si no alcanzan para todos». Junto a ella, un poco más atrás, María José Cabo, de Moreda, también esperaba inquieta su turno al final del Paseo de Begoña. Al final no pudo ser, por media docena de personas.

Springsteen puede con todo. Con las horas de espera y con los ahorros de más de uno que no consiguió las entradas por los cauces oficiales, en las páginas web habilitadas al efecto o en los puntos de venta físicos. Varias páginas web de reventa ofrecían a primera hora de la tarde entradas para el concierto en Gijón a precios que en algunos casos llegaban a los mil euros más gastos de gestión, en el caso de tratarse de asientos reservados.

Los precios oficiales de venta en los puntos autorizados fueron de 55, 65 y 75 euros. Pero los rezagados pudieron conseguir sus localidades en varios sitios web a precios por encima de los cien euros. Tres horas después del cierre de las taquillas, la web «seatwabe» ya había despachado tres entradas a un precio medio de 218 euros.

En otras páginas se ofertaban entradas a 108 euros en el caso de las de césped y a 400 para los asientos de la grada este de El Molinón. Una opción para que algunos saquen beneficio y para que los muy fieles del músico estadounidense no se queden sin la oportunidad de verlo de cerca.

En Gijón, el Ayuntamiento se frota entretanto las manos ante la enorme expectación levantada en torno a un concierto de «lleno total» en la ciudad. El edil de Desarrollo Económico, Fernando Couto, no quiso perderse detalle de la cola ante el Jovellanos, para el que será el «pelotazo» del verano, también económico, según las previsiones oficiales. La gerente del Teatro Jovellanos, Teresa Sánchez, lo resumía en pocas palabras. «Va a ser un éxito absoluto; de hecho, ya lo está siendo. Es un soplo de optimismo para toda la ciudad».

Hoteles llenos y billetes de autobús con un 50% de descuento

Reservar habitación de hotel en la ciudad para las fechas del concierto de Springsteen es ya casi tarea imposible. Las páginas de reserva por Internet mostraban en la tarde de ayer sólo tres hoteles con espacio disponible en los días anteriores y el posterior a la actuación, con precios de hasta cerca de 400 euros por dos noches en habitación doble.

Otra opción para quienes se trasladen a Gijón en esos días es la de trasladarse a localidades aledañas, como Candás o Luanco, donde los hoteles también advierten de que las plazas libres podrían agotarse pronto.

Los desplazamientos de momento parecen garantizados, al menos por carretera. La empresa ALSA ha lanzado una promoción especial para todas las líneas nacionales con destino a Gijón: los billetes de autobús se venderán con un 50 por ciento de descuento hasta el próximo domingo día 3 de marzo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook