Martes, 11 Diciembre 2018

Noticias | Agenda

«Spanta la Xente», la voz del carbón

El grupo lenense, banda sonora de las protestas del sector, ofrecerá un concierto este sábado en Mieres dentro de la iniciativa «#13J SOS Minería»
10-07-2013 22:00
4 votos
Los miembros de «Spanta la Xente», bajo una pintada con el título de uno de sus temas más conocidos. lne

Los miembros de «Spanta la Xente», bajo una pintada con el título de uno de sus temas más conocidos. lne

El grupo musical «Spanta la Xente» es todo un símbolo para las movilizaciones mineras. Muchas de sus canciones sirvieron de himno para las protestas del sector organizadas el año pasado. «Canciu'l mineru» o «Díes de barricá» son composiciones que «sirvieron de aliento para muchos en las barricadas o sonaron en la marcha negra», tal y como señalan sus miembros, y que volverán a sonar este sábado, en Mieres, durante el concierto que la banda ofrecerá dentro de la iniciativa «#13J SOS Minería».

«Son muchos los que nos dicen que nuestras composiciones han sido la banda sonora de las últimas revueltas mineras», cuenta Saúl Quiñones, miembro de la «Spanta la Xente». Para ellos, «esto supone todo un honor, porque nuestras canciones fueron la voz de muchos que pensaban lo mismo, pero no sabían cómo expresarlo. Con nuestros temas encontraban el medio de canalización que les faltaba». Aún así, «en ningún momento buscamos aprovecharnos de las movilizaciones como plataforma publicitaria», matiza Quiñones. Es más, asegura que «nos parecería algo ilícito y carente total de honestidad».

Hechas las correspondientes aclaraciones, la banda admite estar «muy agradecida» a todas esas personas que movieron sus creaciones en las protestas mineras, «porque son ellos los que auparon nuestra música», recalcan. Aseguran, además, «que lo que más nos enorgullece y nos hace sentir unos privilegiados es que todo haya surgido a causa de un movimiento social no planificado».

«Spanta la Xente» consiguió con estas movilizaciones abrir su campo de seguidores más allá de los límites de Asturias. «Nos piden discos y camisetas de todas partes del país, y sobre todo después de la marcha negra, donde mucha gente compartió nuestra música con personas de otras regiones», explican. Asimismo, y como herramienta esencial para su expansión, la banda lenense contó con el apoyo de las redes sociales y portales de vídeo como «Youtube». Allí, muchos subieron vídeos e imágenes del conflicto minero que acompañaban con la música del grupo. Y ya el «súmmum» fue el día en que la banda fue recibida en Colindres (Cantabria), donde iban a participar en el festiva «Sauga Folk», con una pancarta en la que se podía leer «Bienvenidos Spanta la Xente, son díes de barricá».

Los éxitos no terminaron ahí. El conjunto recibió hace pocas semanas una invitación para formar parte del cartel de la Semana Negra. «No nos lo podíamos creer», apunta Saúl Quiñones, asegurando que «teníamos muchas ganas de hacer un concierto en Gijón. De hecho, habíamos llamado a muchas puertas, pero ninguna se nos abrió».

«Spanta la Xente» ha ido renovando con el tiempo sus filas, debido a las salidas y entradas de nuevos miembros. A pesar de los cambios, Quiñones afirma que «somos una gran familia por la que han pasado muchos músicos y amigos». El músico asegura que la banda «es un entretenimiento, porque nadie vive ni come directamente del grupo». En la actualidad, el conjunto trabaja con dos líneas bien definidas. Por un lado, los ensayos. «Spanta la Xente» emplea gran parte del tiempo en «en pulir el repertorio para mejorar al máximo el espectáculo a lo largo de todo el verano». Por el otro, un nuevo proyecto discográfico, ya que se encuentran trabajando en un tercer trabajo de estudio, que verá la luz a finales de año. «Estamos macerando el disco, poco a poco, sin agobios, para que todo fluya y surja de forma natural», explica el músico. Tampoco modificarán su personalidad. «El grupo ya ha encontrado su estilo y sonido, lo único que podemos hacer es perfeccionarlo y que evolucione», aclara Quiñones, dejando claro que, al menos el próximo trabajo discográfico, «no se presentará como una «revolución musical o un cambio de sonido».

La banda utiliza los beneficios de la venta de discos y merchandising para futuras adquisiciones de material definiéndose como «la abuelita ahorradora». Este modo de trabajo «conlleva que el producto final sea mucho mejor», aseguran. Así, entre concierto y concierto, la formación lenense va «aguantando el tirón y sobreviviendo» pero, sobre todo, «disfrutando de la música».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook