Miércoles, 13 Noviembre 2019

Noticias | Agenda

El último Ramone, vivo y coleando

Marky Ramone resucita a la legendaria banda neoyorquina en Gijón en un repaso a algunos de sus temas más reconocibles
27-12-2016 00:19
0 votos
Público asistente al concierto en la sala Acapulco. ÁNGEL GONZÁLEZ

Público asistente al concierto en la sala Acapulco. ÁNGEL GONZÁLEZ

Marky Ramone sigue empeñado en que la marca Ramone no se extinga. En un año, éste que culmina, en que se celebra el cuarenta aniversario del nacimiento del punk, el que fuera el batería más relevante de una de las bandas míticas de este género musical sigue al pie del cañón. Anoche, en Gijón, dio muestras de una incansable energía ante un público en el que predominaban los rockeros cuarentones con chaquetas de cuero y colores oscuros. "One, two, three, four..." comienza el espectáculo. Con mucha caña, aunque eso sí, con media hora de retraso sobre el horario previsto.

A sus 60 tacos cumplidos el pasado verano, Marc Steven Bell, que así es su nombre de pila bautismal, se viste de Ramone desde el primer minuto del concierto, cuando suena "Psycho Teraphy". Después vendrían "Do you wanna dance", "I don't care" y otras míticas, como "Havana Affair" y "I wanna be your boyfriend". Marky y sus chicos no dan respiro entre canción y canción: suenan a Ramones sin ninguna duda. Llegaron con toda la artillería y toda la descargaron sobre el escenario de esta sala gijonesa.

Menos no se podía esperar de un tipo que participó en más de 1.700 conciertos con la banda de Nueva York, a la que llegó en 1978, de la que se alejó entre 1982 y 1987 y a la que regresó ese año, para permanecer en ella hasta el último concierto, celebrado en 1996, el 6 de agosto, en The Palace, de Los Ángeles (California).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook