Lunes, 22 Julio 2019

Noticias | Agenda

Música contra los desahucios

Ismael Serrano, Nacho Vegas y el dueto "Delagua" actúan en la Sala Acapulco para recaudar fondos a favor de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca
26-03-2017 23:51
0 votos
Ismael Serrano, en un momento del concierto, con una bandera contra los desahucios detrás. MARCOS LEÓN

Ismael Serrano, en un momento del concierto, con una bandera contra los desahucios detrás. MARCOS LEÓN

"La noche tiene que ser una fiesta, pero también un acto reivindicativo". La frase es de Nacho Vegas. Porque ayer el concierto en la Sala Acapulco, en el que también participaron Ismael Serrano y el dueto "Delagua", tenía una fin solidario: recaudar fondos para ayudar a frenar los desahucios. Y el Casino de Asturias se convirtió en una fiesta, se rozó el lleno, y la velada sirvió para disfrutar de la música de autor de Ismael Serrano, y el rock y el folk de Nacho Vegas.

Los asistentes aportaron como donativo una entrada de siete euros para celebrar el quinto aniversario de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y los Desahucios de Asturias (PAH), que explicó entre canción y canción los trabajos que realizan.

El concierto comenzó con la actuación del dueto "Delagua", que presentó su nuevo disco, iniciando su actuación con una versión de "La belleza", de Aute. También tocaron temas propios con los que conectaron con el público, y finalizaron con una versión de "Ojalá", de Silvio Rodríguez.

Después llegó el turno de Nacho Vegas, con el coro "El altu la lleva". Después de que la agrupación coral se arrancase "a capella", Vegas deleitó al público con temas como "Ciudad Vampira" o "Vinu, cantares y amor". Fue la gran antesala de, seguramente, el artista más esperado de la velada solidario.

No era para menos. La actuación la cerró Ismael Serrano, quien siempre ha exhibido un discurso crítico con la situación política y social. Únicamente acompañado de su guitarra, entonó "El día de la ira", La ovación no se hizo esperar. Y después, más acordes, todos regados con una gran dosis de reivindicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook