Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La avenida Cordillera Cantábrica, en Viesques: Así se vive en la zona más cara de Asturias

“Hay calma, muchas zonas verdes y estás a un paso de todo”, dicen los vecinos de la vía más cara para vivir de toda Asturias

6

Los vecinos de Viesques que disfrutan de la zona más cara de Asturias Juan Plaza

“Ya nos dijeron que teníamos dinero y coche, que por aquí no iba a pasar ninguna línea de autobús. Así que no me sorprende que seamos la zona más cara para vivir de toda Asturias”. Olga García fue de las primeras que llegó a vivir a la avenida Cordillera Cantábrica de Viesques en 2009. “Era el momento del boom de la construcción. Si vendo ahora, aunque se diga que está el metro cuadrado más caro de toda Asturias, estoy convencida que acabo perdiendo dinero”, resalta esta vecina, mientras espera a su amiga Pilar Cohl de Moreda, que viene a buscarla en coche para ir al centro de Gijón a primera hora de la tarde de ayer. “Si tuviera opción me venía sin dudarlo a vivir aquí con ella, es un sitio guapísimo”, apunta.

Apenas hay dos fases de viviendas, de tres bloques de edificios cada una, que engloban unos 300 hogares. A espaldas de la senda fluvial, a escasos metros de la autovía del Cantábrico, lo que le otorga una posición privilegiada de aislamiento, se sitúa la calle donde se encuentra el metro cuadrado más caro de toda a Asturias, situado en 3.300 euros, según el informe de la cadena de inmobiliarias Engel and Völkers, publicado ayer en LA NUEVA ESPAÑA.

En proyecto, además, se encuentran otra fase en construcción con tres nuevos edificios. “Vivimos en la otra parte de la senda fluvial, en la calle Gloria Fuertes, y cuando nos mudamos allí hace dos años era más caro que esta parte. Pero la clave para esa subida de ahora ha sido la pandemia, pisos con terrazas, aislados, en busca de esa tranquilidad”, explican Marino Casal y Beatriz García, mientras apuran por la avenida Cordillera Cantábrica su paseo vespertino.

“Esta calle es casi como una aldea, sin apenas tráfico, ni bares ni comercios, con mucha zona para caminar y con luz durante muchas horas. Es un espacio ideal para las familias y para tener tranquilidad”, relata Olga García sobre las claves por las que es un sitio ideal para vivir y que cree que se traducen en el elevado precio del metro cuadrado. “Aquí estamos de maravilla, ya era caro cuando me vine y sigue siendo, pero se vive muy bien”, añade.

En una de las calles colindantes que nacen desde la avenida Cordillera Cantábrica, la calle Concejo de Quirós, reside el joven deportista Carlos Fernández, de la sección de piragüismo del Grupo Covadonga. “Estamos aquí como en nuestra isla, pero a la vez muy bien comunicados. En poco más de diez minutos estás en el centro y con todo a mano”, describe, en medio de una pequeña parada mientras acaba su sesión de ejercicio. Muy cerca del joven deportista vive también María Menéndez, que pasea con su perro Leo con asiduidad por la zona. “Hay calma, muchas zonas verdes y nada de tráfico, eso es un plus, junto a tener el parque fluvial justos detrás y que aquí estás a un paso de todo”, relata.

Otro de los puntos que creen que pueden hacer este espacio muy apetecible son las zonas deportivas. Las dos únicas fases de edificios de la propia calle cuentan con una piscina cubierta y pistas de pádel. Mientras que existe también otro punto de reunión para los habitantes de las calles colindantes, con dos piscinas al aire libre, pistas de pádel y fútbol.

“Lo bueno es que no hay mucho espacio alrededor para que esto crezca con muchos edificios, así que no perderemos esa tranquilidad que nos caracteriza”, concluyen los vecinos.

Compartir el artículo

stats