Sábado, 20 Julio 2019
Rutas BTT

Un balcón para asomarse a Riosa

0 votos

Riosa - Asturias

La nueva propuesta del Principado y del Ayuntamiento de este concejo central permitirá la articulación del sendero GR 206, que otorga unas grandiosas vistas sobre toda la zona

Oviedo, Víctor GUERRA
Rodar a la sombra del Aramo o del Monsacro siempre es una delicia para todo aquel que guste del paisaje por encima de la velocidad. En esta propuesta ciclomontañera el tema de la velocidad casi que queda reducido al tramo final, el que va desde la cordal de la Segada a La Vega, un trozo tan bonito como escalofriante por el desnivel de bajada.
La ruta es en sí todo un atractivo. Por ejemplo, llegar a la curva de Llagos, en la carretera que sube al mítico Angliru pero fuera de su trazado habitual, es si cabe de una intensidad «bestial», que dirían los «friquis naranquinos».
La ruta comienza en el mismo pueblo de Vega (Riosa). Nada más tomar la carretera al Angliru, (RI-2), unos 50 metros más allá un camino asfaltado a la derecha nos lleva hasta el Panel de Inicio y de ahí comienza la invitación a probar la dureza del llamado Caleyón que sube a la carretera de La Marina. Menos mal que está hormigonado, que si no… Si os ha parecido duro no os preocupéis: tras un semidescanso por el tramo asfaltado que sube al núcleo de La Marina tenemos otro tramito que se las trae, también hormigonado y que sube hasta Doña Juandi. Un buen aperitivo para empezar la mañana.
Los que no se atrevan con este desayuno pueden coger directamente la carretera de Doña Juandi, que parte de la RI-2, y quitarse de en medio el empacho del hormigón. Desde Doña Juandi, ya por tramos más fáciles, iremos remontando valle arriba hasta que La Vega vaya quedando como una pequeña mota allá en el fondo.
Una bifurcación en plena subida, tras dejar atrás los pequeños pueblos, nos hace dudar. Estamos en la zona del Fontán. Se sigue por la pista que sube un poco para después llanear y darnos con ello una buena perspectiva de la sierra del Aramo. Si nos damos la vuelta veremos a nuestra espalda la cordal por el cual bajaremos de retorno a La Vega.
Seguimos dirección a Las Ablanosas por una amplia pista que nos permite ganarle metros a la ladera, a la vez que se nos presenta en toda su dimensión, a nuestra derecha, el Monsacro en su vertiente sureña.
Una vez por encima de Las Ablanosas la ladera apenas si presenta un repecho digno de mencionar, al menos hasta ganar el entronque con una pista a la altura de La Forcá. Aquí giramos a la izquierda y de esta manera llegamos a la carretera que viene de Busloñe y empalma con la del Angliru (unos 6 km de ciclado).
Una vez en estas latitudes el GR 206 nos invita a ir por las praderías, pero casi no merece la pena. Hay trozos más ciclables que otros y yo creo que no está de más seguir desde el principio la carretera del Angliru, que pasa por el área de Viapará para remontar a buen ritmo de pendiente hasta la curva de Llagos. En esta zona, como en el tramo anterior, la señalización nos va servir de ayuda para encontrar el desvío idóneo.
En Llagos (9,5 km y con una altitud de 991 mts.) un pequeño poste direccional del GR nos indica la pista que debemos tomar, que entra ladera abajo dejando la carretera que enfila en plan desquiciado hacia lo alto del Aramo. La vista desde este punto sobre nuestra ruta es impresionante.
La bajada hasta la zona de Utriel no presenta problemas. En este claro desvío a los 11,5 km., una flecha nos indica que debemos dejar la dirección que llevamos para doblar hacia la derecha rumbo SO. Entramos en una zona de campera y de esta manera cogemos la pista que baja cruzando la reguera Brañanueva hasta desembocar ante una portilla que nos impide el paso y nos obliga a seguir con la BTT de la mano hasta casi el final del tramo abierto de forma expresa para el GR. En general, mucho barro y poco clicable. Es poco trecho, pero afea en parte el recorrido, aunque le da su gracia.
Esperemos que podamos abordar alguna solución técnica a ese tramo si finalmente el GR para BTT que estoy proyectando para dar la vuelta completa a la Montaña Central sale adelante, pero mientras tanto ese tramo de casi 1 km hay que hacerlo en parte con la bici de la mano. Salvo que en Utriel se plantee la cuestión de una variante, o sea, seguir bajando hasta encontrar el canal del agua que pasa por les Arroxines y seguir por él hasta dar con la variante un poco más allá.
Si seguimos el trazado original del GR, tras el trozo inciclable, encontramos un poste direccional que nos indica, en medio del camino, la bajada hacia la fuente les Arroxines. Nosotros seguimos pista adelante por tramos muy embarrados para salir a un altozano con buenísimas vistas. La pista en la que hemos desembocado nos invita a irnos por ella como el rayo que no cesa.
A la mitad de la bajada (16 km) otra nueva flecha direccional nos indica girar a la diestra y rodar por encima del canal del agua de Cadasa, pero las 50 portillas y cierres existentes que hay hasta Llamo casi hacen desistir de la intentona. En cualquier caso, el trazado es bonito.
La otra opción será seguir hasta la carretera (RI-5) a la altura de Rozacajil y virar a la derecha para seguir por ella hasta Llamo, pasando por Santo Adriano y Les Texeres. Ya en Llamo, con 21 km de rodadura y con una altitud de 531 mts, el panorama cambia, pues ahora será una amplia pista que pasando por el complejo minero de Rioseco irá ganando metros a la ladera para plantarse en la collada Argañosa (861 metros, de altura y con unos 25 kilómetros metidos en las piernas.
Al llegar a la collada citada, el asfalto hace su aparición. En este punto doblamos hacia la izquierda en dirección al alto de La Segada. Hay opción de abandonar el carretil asfaltado por unos metros de firme de tierra, pero casi no merece la pena. En el alto la Segada (27 km) vemos buena parte de los pueblos de la vertiente lenense y la Cordillera al frente.
Ahora el GR se mete por el camino más a la izquierda de los existentes y va virando dirección Norte. Dejamos varias bifurcaciones en general bien marcadas, al menos en cuanto a lo que son puntos de variación de rumbo, y seguimos por toda la cumbre de la cordal con otro sendero que convive con el GR 206, en concreto el PR-AS. 39.
Se deja un ramal a la derecha que va a Villaestremeri y seguimos rodando a buen ritmo por el cordal en dirección al collado Pando, dejando otro ramal que va a Villar de Gallegos. El rumbo a seguir es por la columna vertebral que es la pista que cruza la campa Felgueres y la del Tío Vicente, para seguir en un sube y baja, hasta que debamos cambiar el rumbo a la altura del pico la Vachina (33 km. y 856 mts altura).
Aquí se vira en redondo hacia la izquierda por debajo del pico Llosorio, yendo a buscar la campa Braña. Aquí parece que el camino se pierde, aunque las marcas de la pradería nos van diciendo por dónde va la ruta, que termina desembocando en una amplia pista que busca la ladera desesperadamente.
Si hasta ahora la cosa era tranquila, pues se alternaban los tramos de bajada y los trialeros con los toboganes, ahora lo que tenemos en frente es una bajada trepidante.
Al principio baja directa por un lateral del pico Lisorio para buscar a base de paelleras el pueblo de Villamir. Una pena que el amigo Juan Carlos Nájera, de «Extrem Bike», no nos haya podido acompañar. Otra vez será, porque este tramo sí que es para descendedores acostumbrados al derrape infernal y para quemar pastillas como les gusta a algunos. El suelo muy suelto y desvertebrado permite las mil y un diabluras, como me comentaba Fran, de Bicis Meta, que probó el tramo.
Supongo que algunos, ya sin frenos, entrarán en Villamir, donde hay que ir con cuidado pues debemos pasar por entre el doblamiento para coger la carretera que viene de La Juncar y bajar ya por asfalto hasta La Vega. Punto final de este interesante GR 206, que culmina con unos 37 kilómetros de ruta

Tipo de ruta: Circular, con punto de salida y llegada en La Vega.
Recorrido: Doña Juandi-área de Viapará-curva de Llagos-Santo Adriano-Llamo-alto La Segada-Villamiri.
Longitud: 37 km.
Horario: 4 horas.
Desnivel subida: 1.623 metros.
Desnivel bajada: 1.723 metros.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de