Domingo, 20 Enero 2019
Rutas y excursiones

En torno al Macizo de Ubiña

10 votos

Lena - Asturias

La ruta comienza en el puerto de La Cubilla para finalizar en el pueblo de Tuiza, después de un interesante y asequible recorrido por los paisajes del parque natural

Oviedo, Ángel FERNÁNDEZ ORTEGA
El municipio de Mieres tiene en el puerto de Pinos uno de sus almacenes forrajeros más importantes. En medio de la intrincada orografía se inserta esta parcela mierense repartida en siete vegas, incrementadas en los últimos tiempos por otras en régimen de alquiler. El terreno fue adquirido por el Ayuntamiento de Mieres siendo alcalde en aquel momento don José Sela Sela.

 

Este paraje situado en la cabecera del valle del Güerna fue en tiempos remotos concejo independiente. Según relata Menéndez Pidal en «Asturias» de Bellmunt y Canella, una población celta tuvo su asiento dentro de esta demarcación como así se deriva de los topónimos Tuiza y Turlebriga. Es este último término como fue conocido el puerto de La Cubilla. Actualmente un pico denominado Peña Tolondra flanquea este paso por su vertiente oriental.

 

La ruta propuesta comienza en el mismo alto de La Cubilla, adonde accedemos por la carretera LE-8 que parte de la A-66 su paso por Campomanes. Arrancamos con la andadura hacia el Oeste, asomados al paisaje de la montaña leonesa. La pista que vamos siguiendo nos lleva en 2 km hasta la Casa de Mieres. De propiedad municipal, está constituida como refugio de pastores y cantina que sirve comidas a ganaderos y turistas. En medio de la campera se alza una ermita dedicada a la Virgen de las Nieves y por el flanco occidental llega otra pista procedente del pueblo leonés de Pinos. Aquí nos dirigimos a la parte trasera del edificio donde la pista acomete una subida en dirección al valle la Cantarilla y vega de Candioches.

 

Una presa de aguas ocupa el fondo de esta vaguada mientras que el itinerario marcado actualmente prosigue hacia arriba cruzando a la vera de una fuente. Lo seguimos momentáneamente para a continuación alejarnos de la pista, la cual prosigue hacia arriba bordeando por la derecha el pico Cuesta Caballo. El sendero que a continuación tomaremos marcha por la cara opuesta del pico agotando todo lo largo del valle Angosto hasta su collada (1.705 m, 3 km, 1 h. 15 min.).

 

Hacia la vertiente opuesta se extiende placentera la vega de Candioches, tapizada con un manto vegetal y vallado por el reborde lenense de los puertos de Axeite.
El sendero, dibujado nítidamente en la pradera, desciende suavemente hacia la base de la vega, girando más adelante contra las estribaciones de Los Ollones.
Veremos un abrevadero alimentado por un mangón y seguidamente arremetemos contra la muralla que vamos superando con sucesivas revueltas. Después hemos de atacar un estrechón, accidente natural, que vamos venciendo bien sea por los resaltes más difíciles o por la variante que franquea el lateral izquierdo. Al final del mismo viene el sosiego de la marcha al coronar la última plataforma o puerta de entrada de la vega de Riotuerto.

 

Mirando hacia el poniente por donde asoma el gran pedestal de Ubiña la Grande. La Ubiña pequeña y la Peña Cerreos son otros de los monolitos que configuran el gran valladar que limita estos pastizales.

 

Cuando llevamos caminando unos 5 km hemos de proseguir con la excursión ahora ya en un plano casi llano. Hemos de seguir el curso del sendero aún perceptible en la pradera y bajo las rutilantes montañas, abrumadas de tanta naturaleza.

 

Más adelante hemos de cruzar el arroyo hacia su margen izquierda aproximándonos en esa dirección hacia la base de Peña Cerreos. Tras un suave remonte nos situaremos en el nacimiento del arroyo, justamente en la denominada fuente la Panalona (1.850 m, 6,5 km, 1 h. 35 min.). Por encima de la fuente y pegado a la pared sur de Cerreos, se sitúa el refugio-vivac, base de ascensión a las montañas que cierran este círculo.

 

Nos dirigimos hacia el alto de Terreos (1.892 m), superando la loma herbosa que cerca la base de la peña. Desde esta estratégica balconada (7 km, 1 h. 50 min.) nos asomamos hacia el marco geográfico donde se encuadra el macizo de Ubiña. Quebradas montañas, canalizos profundos, agujas y picachos, forman este gran marco alpino, teatro de aventuras montañeras, gestas alpinísticas y también testigo de pérdidas humanas. En la base del circo se sitúa la vega del Meicín adonde se dirigen nuestros pasos.

 

Hemos de cruzar la alambrada que limita los palos con Lena, afrontando el rápido descenso de la Guariza a través de los múltiples senderos que la trazan. Al final, nos encontraremos en el rellano del Meicín (1.549 m) (8 km, 2 h. 15 min.) dirigiéndonos directamente al refugio de montañeros propiedad de la FEMPA, donde nos podremos refrescar en su fuente.

 

El reconfortante descanso nos sirve para admirar la belleza que alberga este rincón lenense amurallado bajo este circo de montañas, rasgadas por las aristas que ensamblan las laderas del Siete, Castillines, Canalón Oscuru, Portillín Oriental, etcétera.

 

El camino prosigue hacia Tuiza de Arriba, deslizándose suavemente por la contigua vega de Braña Lluenga. Tras cruzar esta mullida campera la ruta se prolonga hacia abajo cruzando la puerta de cierre del puerto. Después de un suave descenso el camino confluye en Tuiza tras este interesante recorrido por los paisajes del parque natural de Las Ubiñas.

 

RECORRIDO:
Puerto de La Cubilla-Casa de Mieres-Terreos-Meícin-Tuiza
DURACIÓN:
3 horas
DISTANCIA:
10 kilómetros con 286 metros de desnivel de ascenso y 675 metros de descenso
DIFICULTAD:
Fácil

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de