Martes, 22 Mayo 2018
Rutas y excursiones

El Requexón

0 votos

Cangas de Onís - Asturias

Este desafiante monolito se levanta en el Macizo Occidental de los Picos de Europa; en este núcleo se conjugan los mayores atractivos que la naturaleza ha otorgado al parque nacional

Oviedo, Ángel FERNÁNDEZ ORTEGA


Este desafiante monolito se levanta en el Macizo Occidental de los Picos de Europa, conocido también como El Cornión. En este núcleo del parque nacional de los Picos de Europa se conjugan los mayores atractivos que la naturaleza ha otorgado al Parque. El Cornión, además, una montaña muy asequible, puesto que la carretera que une los lugares de Covadonga con los Lagos salva un desnivel de 1.000 metros con que se resuelve uno de los elementos de aproximación a la montaña que tanto influye en su disfrute. En cuanto al resto de los flancos asturianos y leoneses que lo envuelven, se caracterizan por sus inmensos farallones surcados por verticales canales.


Cuando el montañero accede a los Lagos y se asoma al collado de Les Veleres, el horizonte visual que abarca muestra hacia el Poniente la cadena dentada que a partir de la Torre de Santa María se desplaza de más a menos por los picos de Cebollera, El Requexón, Los Poyones, La Canal Vaquera y El Cotalba. Entre los mismos, sobresale El Requexón, que aparece inasequible para el montañero medianamente preparado. Nada más falso, ya que por la vía normal el acceso a este pico se ejecuta de manera relativamente fácil.


Para su aproximación, arrancaremos desde el aparcamiento de Pan del Carmen (1.070 m), lugar ubicado muy cerca del Pozo del Alemán, en donde finaliza una pista de pedregoso firme procedente del cruce de Les Veleres, distante 3 Km y apostado al borde de la carretera CO-4 Covadonga-los Lagos.


La andadura nos llevará hasta el refugio de Vegarredonda, por un camino de aproximación señalizado bajo la denominación P. R. PNPE 2 (dependiente de la nueva red senderista del Parque), que discurre, tras cruzar el río Pomperi, por las majadas de La Piedra, Conraso y La Rondiella. El camino constituye un cómodo itinerario de herradura abierto a principios de siglo para facilitar el acceso al corazón de los Picos a cazadores y guardas.


La ruta, amplia y con muros de contención en algún tramo, tiene piedras hincadas a su paso por las verdes camperas, a fin de evitar la desorientación en caso de niebla. Desde la Rondiella nos encumbramos en el collado de La Gamonal, mirador natural hacia las agrestes agujas del Macizo, para proseguir con leve descenso hacia el circo de Vegarredonda, donde se levanta el refugio (1.500 m).


Este refugio, ubicado en la vertiente Norte del Macizo, constituye la barrera de transición entre las majadas pastoriles que hemos dejado atrás y la atormentada orografía de las torres y agujas que rasgan el cielo del Parque. También es la encrucijada de los itinerarios con destino a Ordiales, Ario, Jou Santo y Vega Huerta.
Desde aquí volvemos a remontar, tras evitar el desvío al Mirador de Ordiales, una corta loma donde se ubican el viejo refugio y una cabaña. En su fuente reponemos el agua de la cantimplora y proseguimos en dirección netamente Sur, hacia la Vallina de Llampa Cimera, donde el camino del Parque serpentea por los penosos escalones hasta alcanzar una nueva bifurcación (1.810 m) (1 hora y 45 minutos), balizada con pintura amarilla. Sin dilación, hemos de girar a la derecha, bajo las paredes del Porru Bolu, siguiendo la estela del pedregoso camino, que avanza con irregular firme por el Llano de los Pozos, volviendo a remontar de inmediato la pindia ladera hasta coronar en el collado de La Mazada o de Les Merines (2.040 m) (2 horas y 40 minutos).


Desde esta balconada, nos escoramos al Poniente por la ondulante crestería que nos sitúa en la base de la muralla oriental del pico. La vía normal por donde discurre la ascensión se sitúa en la cara Este, por donde la progresión a la cima discurre superando paisajes con resaltes provistos de buenos agarres y después librando los peñascales que sostienen la cumbre (2.170 m) (3 horas y 20 minutos). Es una fácil y entretenida ascensión, premiada con las mejores perspectivas que pueden ofrecer las torres del Cornión, donde sobresale de manera relevante la inconfundible silueta de la Torre de Santa María, Torre de Enmedio, La Torrezuela, etcétera.


Descenderemos a la base del murallón y, acortando el camino, bajamos por una senda dibujada en la herbosa ladera septentrional y que discurre muy cerca de una gran sima. Esta variante también nos descubre el murallón de su cara Norte, por donde tienen lugar las vías de escalada más importantes, como son la Norte directa y la Norte vía original, cuya dificultad raya entre lo muy difícil y difícil inferior.
Un poco más abajo, enlazamos con el camino de ida, prosiguiendo hacia Vegarredonda y Pan de Carmen, donde damos por finalizado este periplo montañero.

RECORRIDO:Pan del Carmen-Vegarredonda-La Mazada-El Requexón-Pan del Carmen.
DURACIÓN:3 horas y 40 minutos.
DISTANCIA:17 kilómetros, con 1.100 metros de desnivel.
DIFICULTAD:Media en verano. Alta en invierno.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de